20.2.05

El último ermitaño

Antonio Rodríguez Roldán lleva casi 40 años viviendo en el Monasterio de Montesión, en la Sierra de Cazorla. Desde que murió el último de los frailes de la orden, hace años, está solo en este edificio casi en ruinas, a 1.200 metros de altitud
Antonio Rodríguez Roldán es el último ermitaño. Se autodefine como “ermitaño, solitario y anacoreta”.

Paco Lobatón lo visitó en el Monasterio de Montesión, en la Sierra de Cazorla, para que nos contara su historia. Lleva casi 40 años viviendo en este monasterio que, desde hace cinco está en ruinas. Asegura que a los 15 años sintió “la llamada” y supo que tenía que hacerse fraile. Dejó todo atrás, a sus padres, a sus cinco hermanos, su vida. Ahora, los ve una vez al año, cuando vienen a visitarlo.

Más información en: sietelunas.com

1 Comentarios:

At 8:55 a. m., Anonymous manuel leon dice...

ese esmi sueño,pero solo un par de años creo que los tiempos que vivimos es necesario. un saludo

 

Publicar un comentario

<< Inicio